Hipotiroidismo en perros: causas y síntomas


El hipotiroidismo es un problema ampliamente abordado en la actualidad, ya sea por su alta incidencia en humanos como por la frecuencia en la que afecta a los animales. En los perros, a pesar de contar con tratamientos eficaces y rápidos, esta enfermedad sigue siendo motivo de mucha molestia, ya que su diagnóstico no siempre es sencillo y, hasta que se descubra la causa de los cambios de comportamiento en tu mascota, el problema puede haber causado ya bastante de complicaciones.

Al igual que en los humanos, la glándula tiroides es responsable de regular diversas funciones del cuerpo del perro (como el metabolismo) y, cuando presenta anomalías estructurales o funcionales, no realiza sus funciones correctamente y no produce la cantidad ideal de hormonas necesarias para la buena salud de la mascota, provocando la hipotiroidismo.

Debido a que la glándula tiroides es responsable de la producción de las hormonas T3 (triyodotironina) y T4 (tetrayodotironina), un simple análisis de sangre, en teoría, sería suficiente para que el diagnóstico de la enfermedad se hiciera con precisión. Sin embargo, muchos perros tienen una cantidad muy baja de estas hormonas en su circulación y, en estos casos, el cachorro puede acabar sin un diagnóstico correcto durante años.

Leer más: Endocrinólogo veterinario: comprenda el trabajo de este profesional

Tanto las causas como los síntomas que implican la aparición de esta enfermedad en los perros son diversos y, desafortunadamente, no existen formas de ayudar a que su perro se prevenga del problema. Sin embargo, uno de los motivos que puede desencadenar la enfermedad es, precisamente, la predisposición genética al hipotiroidismo que tienen algunas razas específicas, lo que dificulta aún más la prevención y el diagnóstico del problema.

Antes de continuar, es importante mencionar que el hipotiroidismo se puede clasificar en tres categorías distintas, que se describen a continuación.

  • Hipotiroidismo primario

Considerado como el tipo de enfermedad más común en los perros, es el resultado de una tiroiditis linfocítica o atrofia en la glándula tiroides.

  • Hipotiroidismo secundario

Muy raro en perros, se produce debido a la destrucción de la glándula pituitaria, provocando una disminución en la producción de la hormona TSH, responsable del estímulo que sintetiza las hormonas tiroideas.

  • Hipotiroidismo congénito

Rara vez se diagnostica en perros, la deficiencia de yodo es una de sus causas.

Conoce, en este artículo, algunas de las principales causas, síntomas y posibilidades de tratamiento del hipotiroidismo primario (el más común) en perros, y sé consciente de los signos que puede estar emitiendo tu mascota.

¿Qué causa el hipotiroidismo en los perros?

La mayoría de las veces, los perros comienzan a mostrar los primeros signos relacionados con la enfermedad cuando alcanzan la mediana edad (entre los cinco y los diez años de vida) y, además de tener una predisposición genética por parte de los perros de determinadas razas determinadas, los expertos dicen que los animales castrados, tanto machos como hembras, pueden tener un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad en comparación con las mascotas no castradas.

Entre las razas que tienen más probabilidades de presentar la enfermedad a lo largo de la vida, podemos mencionar Golden Retriever, Doberman, Pinscher, Setter irlandés, Schnauzer miniatura, Gran danés, Boxer, Poodle, Dachshund, Cocker Spaniel, Rottweiler, Beagle, Labrador y Airedale Terrier. . Así como hay razas con mayor riesgo de padecer la enfermedad, también hay otras en las que el problema apenas se presenta, como es el caso del pastor alemán y la mayoría de perros de razas mixtas. Obtenga más información sobre todas estas razas haciendo clic aquí.

En la mayoría de los casos, la enfermedad es autoinmune y destruye el glándula tiroides perro; sin embargo, la atrofia natural de las glándulas y la falta de yodo (debido a una mala alimentación o una malformación congénita) también pueden estar entre los desencadenantes del problema.

Síntomas del hipotiroidismo canino

Debido a la acción del tiroides en diferentes aspectos del organismo animal, el hipotiroidismo puede presentar síntomas que involucran todo tipo de órganos y funciones de la mascota, sin embargo, existen áreas que en casi el 100% de los casos se encuentran bastante afectadas por la enfermedad, como como la piel del animal. Al poder presentar varios tipos de complicaciones debido a la enfermedad, la piel anormal de la mascota lo hace aún más difícil. diagnóstico de hipotiroidismo en perros, considerando que estos problemas cutáneos también son síntomas de otras enfermedades que nada tienen que ver con la glándula tiroides.

En esta zona, podemos citar ejemplos como la caída del cabello (principalmente en las zonas del pecho, abdomen, cola y cuello), manchas de infecciones tipo granitos, dermatitis, piel seca, piel grasa, piel gruesa, cambios en la pigmentación, seborrea, descamación y debilitamiento y opacidad del pelaje.

Entre los signos de comportamiento de perros afectados por hipotiroidismo la falta de energía, la somnolencia y la apatía son algunas de las principales. Con la enfermedad, los perros naturalmente activos y felices comienzan a evitar de repente sus actividades y juegos favoritos, pasan mucho tiempo durmiendo y, cuando están despiertos, muestran signos de depresión, falta de ánimo e interés por el dueño o cualquier tipo de actividad.

El aumento de peso es otro síntoma clásico del diagnóstico, y se agrava aún más por la falta de energía por parte de los perros, que terminan volviéndose obesos (incluso sin ningún cambio en su apetito) debido a la mezcla entre el funcionamiento anormal de sus hormonas con la ausencia de actividad física, provocada por la apatía.

Otros síntomas más raros, pero que también pueden manifestarse en perros con hipotiroidismo, incluyen: anemia, intolerancia al frío, parálisis del nervio facial, disminución de la frecuencia cardíaca, aumento del colesterol, polineuropatía (que afecta la coordinación motora del animal) y conjuntivitis.

El sistema reproductivo de machos y hembras también sufre las consecuencias de la enfermedad, provocando una considerable disminución de la libido del animal y, en el caso de los machos, atrofia testicular, pérdida de la capacidad del semen y baja fertilidad. En el caso de las mujeres, los problemas incluyen, además de la disminución de la libido, la falta de ciclo y el subdesarrollo de las glándulas mamarias.

Diagnóstico de hipotiroidismo canino

De manera que la diagnóstico de hipotiroidismo en un perro es sumamente importante que su dueño lo lleve a una consulta con un veterinario, ya que solo él puede ordenar una serie de pruebas en busca de las causas de sus síntomas.

El método utilizado para diagnosticar la enfermedad dependerá de los principales síntomas que presente la mascota y, además de los exámenes clínicos y de laboratorio, también se podrán solicitar otros como ecografías, biopsias de tiroides y radiografías para que tengas más datos para encuentra el problema.

Dentro de la serie de pruebas de laboratorio, las más comunes son las que miden los niveles de las hormonas más comúnmente afectadas por el hipotiroidismo (T3, T4 libre, TSH, TGAA), sin embargo, ninguna de estas pruebas tiene resultados absolutamente específicos para la enfermedad, y Corresponderá al veterinario el análisis de todas las posibilidades para que pueda llegar a un diagnóstico final concreto.

Tratamiento del hipotiroidismo en perros

Afortunadamente, el tratamiento para el hipotiroidismo canino es, en la mayoría de los casos, tan simple como el que se aplica a los humanos que padecen la enfermedad y consiste en el reemplazo hormonal por vía oral durante el resto de la vida del animal. La hormona considerada el sustento de las mascotas que necesitan tratar el hipotiroidismo es la levotiroxina, creada de forma sintética (en el laboratorio) y que cuenta con una amplia variedad de nombres comerciales disponibles en el mercado.

Presentando mejoras con respecto a la disposición del animal luego de dos semanas de tratamiento, el medicación para el hipotiroidismo comienza a actuar sobre los demás síntomas provocados por la enfermedad en un período que varía entre cuatro y seis semanas. Pasado ese tiempo, es posible notar la vuelta a la normalidad de varios aspectos de la mascota, entre ellos el tema del peso y todo tipo de dermatitis y problemas cutáneos.

Recuerda que no es necesario asustar si el pelaje de tu perro luce aún peor después del inicio del tratamiento, ya que es común que todos los pelos del cuerpo de la mascota caigan (al principio) para nacer de nuevo, mucho más saludable y brillante. .

Tanto la dosis como la frecuencia con la que se administrará este medicamento específico a su pequeño amigo serán determinadas por el profesional veterinario, variando según la gravedad del caso y la velocidad con la que el animal comenzará a mostrar mejoras con el tratamiento.

Teniendo esto en cuenta, es evidente que, para que el tratamiento sea eficaz, es necesario que el dueño de la mascota consulte a un profesional en cuanto perciba los síntomas en el perro, y que, tras el inicio de la tratamiento, también se realiza un seguimiento. de la salud del perro con el veterinario, quien podrá realizar nuevos exámenes periódicos para medir sus niveles hormonales y, de esta forma, seguir administrando la medicación según las necesidades del perro .

No hay prevención para el hipotiroidismo.

Debido a que la glándula tiroides es en gran parte responsable de los cambios que pueden causar la enfermedad, la hipotiroidismolamentablemente, no hay forma de prevenirlo; ya que no hay control sobre este tipo de anomalías y ni siquiera es posible predecir problemas futuros en la glándula.

Teniendo esto en cuenta, es fácil comprender lo importante que es vigilar a su mascota y saber cómo identificar los síntomas del problema, ya que cuanto antes se diagnostique la enfermedad, antes se podrá tratar, lo que provocará el animal a sufrir posibles con los resultados de esta disfunción hormonal.

Teniendo en cuenta que determinadas razas como Golden Retriever, Beagle y Cocker Spaniel (además de muchas otras razas, descritas al principio del artículo) tienen un probabilidad genética cuanto mayor es el problema, se vuelve un poco más fácil vigilar a su mascota, especialmente si se ajusta al grupo de razas predispuestas.

Una buena idea para todos los casos es, al llevar una nueva mascota a casa, que sus dueños tengan el cuidado y la atención para investigar y buscar información sobre este tipo de problema de salud, investigando qué tipo de enfermedad o problema puede desarrollar esa raza y, por lo tanto, ser capaz de conocer los principales signos de estas complicaciones.

Independientemente de la predisposición genética de la raza, la etapa de la vida anciana de los perros debe ser de total atención a la salud de los amigos de cuatro patas; ya que, en esta etapa, la salud del animal es más frágil y delicada y, por tanto, más expuesta a problemas como hipotiroidismo canino, entre otros.

Como se mencionó anteriormente, en la mayoría de los casos, la primera región del cuerpo del animal afectada por el hipotiroidismo es la piel, lo que provoca problemas que van desde la caída del cabello y la aparición de pequeñas inflamaciones hasta la descamación, que puede infestar toda la superficie de la piel. la mascota.

Junto con esto, los síntomas de cansancio y apatía también se vuelven parte de la vida de las mascotas normalmente animadas y agitadas, cambio de comportamiento uno de los signos más característicos de la enfermedad.

Como el diagnóstico de la enfermedad es algo complicado, requiriendo pruebas tanto clínicas como de laboratorio, que incluyen análisis de sangre, biopsias, radiografías y ecografías, lo mejor que puede hacer cuando nota estos síntomas en su amigo es llevarlo al veterinario; También porque varias otras enfermedades caninas también pueden provocar los mismos signos de hipotiroidismo y, si se tratan de forma incorrecta, pueden dañar enormemente la salud de tu mascota, pudiendo incluso llevarlo a la muerte.

Etiquetas:
Etapas de la vida del perro, Salud del perro
Etiquetas:
perros, perros, canino, perro, cuidado, enfermedades, hipotiroidismo, mascotas, salud
  • Síndrome de ansiedad por separación anterior: ¿qué es?
  • Virus caninos

Video: Alopecia Hipotiroidismo MEDICINA VETERINARIA


Artículo Anterior

Los tipos de bagre Synodontis: una guía de especies

Artículo Siguiente

Etapas de curación de los puntos calientes del perro

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos